Home office consecuencias y tips para evitar problemas



Como consecuencia de la pandemia de covid-19 muchos nos hemos visto obligados a cambiar nuestra rutina de vida y entre ellos se encuentran quienes ahora han tenido que adaptarse a una movilidad de trabajo remoto o home office.

Pero aunque para muchos esta nueva modalidad de trabajo podría parecer bastante buena, la realidad es que ya esto genera algunas afectaciones a la salud, entre ellas dolor de cabeza, brazos o piernas.

De acuerdo con una encuesta realizada por Ergoinova, que es una firma mexicana dedicada al bienestar del factor humano, seis de cada diez mexicanos que trabajan en línea han sufrido estos padecimientos y se prevé que este número pueda aumentar.

Al respecto, en entrevista para FGTelevisión, Fuad Farah Piñon, director general del Ergoinova, compartió algunos consejos que podrían llegar a ser útiles para quienes realizan home office, evitando así afectaciones a su salud.

Actualmente quienes realizan trabajo en línea, pasan aproximadamente ocho horas frente a una computadora, muchas veces sin poder tomarse tiempo para descansar, lo que es común nos afecte a corto plazo.

Sobre esto, recomienda es que si bien frente a esta nueva modalidad es necesario ahora adaptar nuestro hogar para convertirlo también en nuestro espacio de trabajo, debemos tomar en cuenta algunos factores para que esto no afecte a nuestro cuerpo.

Su principal recomendación es seleccionar un espacio de trabajo, hay que tomar en cuenta que nuestro monitor no se encuentre a contraluz de la ventana, ni a espaldas de la misma, ya que eso genera repercusiones a la vista.

Asimismo se recomienda utilizar una lámpara con luz cálida que ilumine el teclado, para no tener que forzar la vista y contrarrestar la luminosidad del monitor; sobre este tema destaca la regla «20-20-20», que hace mención que por cada 20 minutos de trabajo en la computadora, se debe separar la vista de esta por 20 segundos a una distancia de 20 pies para así poder descansar los ojos.

En relación al mobiliario lo recomendable es contar con una silla ergonómica, que son las que se utilizan en la oficina, pero si en tu hogar no cuentas con una puedes optar por adaptar la que tengas a tu disposición para que sea lo más parecida posible a este tipo, entre las opciones se encuentra el colocar un cojín en la parte baja de la espalda, así como también contar con un reposa pies el cual se puede hacer incluso con una caja de zapatos.

Lo anterior para evitar dolores en brazos y piernas, toda vez que no tener tanta actividad física, llegan a complicar la circulación y causa dolor en articulaciones.

También aunque sabemos que durante el horario laboral es muy difícil mantenerse activo físicamente, Fuad Farah recomienda que por cada 45 minutos de trabajo se busque realizar algunos ejercicios de estiramiento, caminar un poco, entre otras cosas para no perder la activación frente a la jornada laboral.

Frente a esta pandemia a la cual hasta el momento no se le ha podido encontrar una cura es necesario ser consciente de que cosas podemos hacer para mejorar nuestro trabajo remoto o en línea, evitando así tener afectaciones en nuestra salud a corto plazo como lo ha arrojado el estudio.

DMZ



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *